jueves, 22 de abril de 2010

EL MITO DEL FIN DE LA PUERTA GIRATORIA

Algunos ilusos creen que las políticas antidelincuencia del Gobierno han sido efectivos, sólo porque hay menos titulares policiales en la prensa. Esto carece de todo sentido, pues ninguna medida antidelincuencia puede ser efectiva en menos de un mes.
En el último mes, en los noticieros centrales se ha hecho notoria una tendencia: no hay muchos titulares sobre delincuencia. Incluso en algunos canales como Mega, el noticiero central ahora está plagado de notas -de relleno digamos- como una sobre la supuesta muerte del perro Lipigas o sobre pequeños cantantes de música mexicana.
Ni siquiera los titulares del Terremoto copan los noticieros centrales en la TV o los diarios, aún cuando es claro que la ayuda por parte del Estado sigue siendo deficiente, y en algunos casos ni siquiera ha llegado a zonas alejadas y desconocidos de la "patria".
En menos de un mes, se pasó del drama de la destrucción ocasionada por el sismo, a una especie de variopinta cartelera noticiosa donde lo que menos énfasis tienes es la delincuencia. Y el efecto en la percepción de la gente es notoria, como un comentario leído en un blog: "Creo que sí están haciendo una diferencia en delincuencia y se agradece".
¿De qué diferencia habla el opinante? ¿Acaso la menor cantidad de titulares relativos a asaltos, "alunizajes" o "lanzasos" indica que la delincuencia ha disminuido en términos reales? Y sí es así ¿En un mes? Y más aún ¿Cuál es el secreto del gobierno? ¿Acaso el ejecutivo instruyó -pasando a llevar la separación de poderes- a jueces y fiscales a ser más mano dura con los delincuentes? ¿Modificó la ley penal de forma rápida que ni nos enteramos?
Porque si el gobierno ha logrado en un mes disminuir la tasa de delincuencia y con ello también las denuncias -que no son lo mismo- debería decirle al resto de los países cómo lo logró en un mes. Sería poco ético mantener en secreto medidas que permiten en menos de cuatro semanas disminuir la tasa de criminalidad.
Impresionantemente, algunos ilusos -por no decir otra cosa- creen que las políticas antidelincuencia del Gobierno han sido efectivos, sólo porque hay menos titulares policiales en la prensa. Esto carece de todo sentido, pues ninguna medida antidelincuencia puede ser efectiva en menos de un mes.
Lo cierto es que acá sólo disminuyó el interés editorial de los medios por cubrir los hechos de delincuencia de todo tipo.
Lo que ha ocurrido no es la manifestación del fin de la puerta giratoria gracias a la mano dura del nuevo Gobierno ni sus políticas antidelincuencia. Sólo ha existido un cambio de enfoque, una distracción en los noticieros. Y con ello un cambio en la percepción.
Y claro, si en vez de mostrar treinta minutos de asaltos y robos, nos muestran treinta minutos de perros artistas y niños cantantes, cualquiera se siente en el mundo de Bilz y Pap.

4 comentarios:

Javier Bazán dijo...

Quizás la prensa no está siendo su trabajo por simpatía y no abrumar al Gobierno.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Malo sería.

mdgrkb dijo...

las pautas noticiosas pueden ser un buen negocio y/o una buena moneda de cambio para favores políticos.

en la actualidad opino que la baja de la delincuencia en los medios se debe a que alguien (del gobierno) lo pidió, para no sobrecargar emocionalmente a la opinión pública, que ya tuvo una sobrecarga con el terremoto.

ahora, si la situación se extiende por más tiempo, habrá que pensar de nuevo cuál podría ser la causa...

saludos

azeta dijo...

En primer lugar, pasados los días, nos damos cuenta que lo descrito fue transitorio en mega y canal 13, como se ha conservado en los dos canales de gobierno (tvn, chv). También cometí el error de creer que se trataba del necesario oscilar entre campañas segurización e insegurización.
En segundo lugar el texto soslaya que la "delincuencia real" no ha aumentado, no existe ningún indicador que señale que así sea. El aumento de las detenciones es un indicador del aumento de la represión o eficiencia policial; el aumento de las condenas es producto del cambio de proceso penal. No existe un aumento de los homicidios; Chile sigue estando en la lista de los países con menos asesinados del mundo, y, al mismo tiempo, con más presos.
Ariel Zúñiga
www.violenciaycontrol.blogspot.com